¿Producción de souvenirs, excelente elección o dinero arrojado al viento?

¿Producción de souvenirs, excelente elección o dinero arrojado al viento?

Generalmente, se asocia el souvenir con aquellos objetos que adquirimos en lugares que visitamos para guardarlos como recordatorios de esa experiencia. De hecho, la palabra souvenir, de origen francés, significa recuerdo. Y la finalidad inmediata de los souvenirs es hacernos rememorar momentos vividos, además de los aspectos vinculados con esas vivencias.

¿Para qué se usan los souvenirs?

Aunque el souvenir suele ser un objeto de recuerdo de algún lugar visitado, esta no es su única función. Son variados los usos que les podemos dar a estos pequeños objetos. Frecuentemente, este tipo de artículos se obsequian a amigos y familiares, como indicativo de que los tenemos presentes en nuestro pensamiento.

De igual manera, pueden convertirse en una expresión de agradecimiento. Sobre todo cuando se ofrecen en fiestas de cumpleaños, matrimonios, bautizos y otros eventos familiares o sociales. En estos casos, los souvenirs también funcionarán como recordatorios a futuro de esas reuniones.

Souvenir y publicidad

Pero eso no es todo, un souvenir puede ser el artículo ideal para darse a conocer. Si usted quiere que su producto, su servicio, su firma o su empresa se publiciten, el souvenir es la solución. Es una forma práctica, directa, efectiva y económica de difundir su marca o producto.

No obstante, utilizar objetos variados para hacerse promoción no puede ser un acto improvisado y sin planificación. Ni la escogencia de los artículos a ofrecer, así como su confección, ni las circunstancias en que se obsequiarán, pueden dejarse al azar. De ser así, podría convertirse en un acto fallido y en una pérdida de dinero.

¿Souvenir, industrial o artesanal?

Para comenzar, hay que definir qué tipo de souvenir es el apropiado para regalar, de acuerdo con el evento. Es necesario también definir, si lo queremos de elaboración industrial o hechos a mano.

El artesanal es confeccionado a mano, requiere de tiempo y dedicación, pero en contrapartida, obtendrá un objeto único, de gran calidad. En cambio el industrial, es fabricado en serie, generalmente mediante moldeado y con diseño predeterminado, no modificable al gusto.

En ambos casos, la inversión monetaria que se haga será importante. Si el souvenir elegido es artesanal tiene que considerar que llevará más tiempo su elaboración. Podrá proponer su propio diseño original y elegir materiales a su gusto. Sin embargo, tomará más tiempo su confección y será más costoso.

Si, por el contrario, se decide por un recuerdo de elaboración industrial, debe tener presente lo siguiente: Puede encargar grandes cantidades, ideal si es un evento para mucha gente, en poco tiempo. Aunque no tendrá la opción de elegir diseño, pues deberá conformarse con los modelos que le presente la fábrica. Su ventaja es que serán más económicos.

Souvenirs, buena alternativa de promoción

Sea cual sea su elección, es un acierto invertir en souvenirs. Ya sea que desee ofrecerlos como recuerdos de viajes o de reuniones familiares o sociales o como medio publicitario.

En este último caso, es altamente aconsejable sorprender a clientes y o participantes en un evento corporativo, con un souvenir. Puede estar seguro de que su marca o empresa se promocionará efectivamente y trascenderá en el tiempo. En otras palabras, los souvenirs como instrumento de mercadeo son, sin duda, una excelente elección.